Tres formas de utilizar aloe vera en verano

Tres formas de utilizar aloe vera en verano

Diversos estudios afirman que las radiaciones solares y los rayos UV son cada años más agresivas. Por ello, cuidar la piel y protegerla tanto antes como después de la exposición solar se convierte en algo fundamental durante el verano.

¿Pero qué producto existe que hidrate, proteja y regenere la piel al mismo tiempo? Sí: el aloe vera. Las opciones para utilizar este producto son infinitas. Descubre a continuación algunas de las más interesantes para la época estival. 

Aloe vera como aftersun

Los días de playa y piscina hacen que la piel se exponga de forma prolongada al sol, por ello es muy importante hidratarla en profundidad al llegar a casa. El aloe vera hace el trabajo de cualquiera de ellos al tiempo que otorga la seguridad de estar utilizando un producto natural que no perjudica la piel.

El consejo de los expertos es aplicar el aloe vera después de la ducha, con la piel seca pero ligeramente humedecida. Así no solo se consigue hidratar cada centímetro del cuerpo, sino que también se alivia la posible inflamación y rojez de los rayos uva.

También es muy recomendable utilizar el producto como aftersun en caso de quemadura, ya que ofrece una sensación de alivio instantáneo.

Aloe vera contra la sensación de piernas cansadas

Además de tomar el sol y broncear la piel, es habitual pasar mucho tiempo fuera de casa, lo que se traduce en largas caminatas o actividades que acaban produciendo fatiga y, en ocasiones, la sensación de piernas cansadas.

Aplicar aloe vera sobre pies y piernas antes de dormir contribuye a calmar la zona y además elimina la sensación de pesadez en las piernas.

Aloe Vera después de la depilación o el afeitado

Similar a su acción como aftersun, también es posible utilizar el aloe vera como loción aftershave. Gracias a su poder regenerador, resulta ser un producto excelente para aliviar las irritaciones y rojeces propias de la depilación o del afeitado.

Por todas sus propiedades y beneficios, el aloe vera es un gran aliado cuando la piel sufre los inconvenientes del verano (rayos UV, el agua del mar o las piscinas, los cambios de temperatura…) Aplicar estos sencillos trucos puede marcar la diferencia para disfrutar de una piel cuidada y protegida de forma natural durante la época más calurosa del año.

Comentarios

Escriba un comentario