Embarazo, estrías y aloe vera

Embarazo, estrías y aloe vera

El aloe vera es un gran remedio natural para hidratar la piel en profundidad,mejorar su elasticidad y prevenirla de cualquier cambio que pueda producirse, ya sea por el embarazo o una modificación rápida de peso. La aparición de estrías es el principal problema ante un cambio de volumen en poco tiempo, algo que puede evitarse si se trata la piel correctamente antes, durante y después.

El crecimiento del vientre y el aumento de peso en el caso del embarazo se da en un plazo muy corto de tiempo, en el que la piel debe forzarse a estirarse más allá de su capacidad natural, y si no se previene este sobreesfuerzo puede dejar marcas permanentes. En la gestación, la piel de una embarazada puede aumentar hasta 10 veces su tamaño habitual, es decir, que cada centímetro de piel debe estirarse hasta los 10 en apenas unos meses, lo que puede producir desgarros.

Las estrías aparecen cuando, fruto de este estiramiento, se rompen las fibras elásticas naturales de la piel, que se hacen visibles en forma de marcas sinuosas de color blanco o rojizo en la zona afectada. Para evitar la rotura de estas fibras, es clave la prevención y la hidratación, que ayuda a que la piel no pierda su elasticidad y pueda enfrentarse a este sobre esfuerzo fruto del crecimiento del vientre por el embarazo.

Más elasticidad con aloe vera

El aloe vera es un tratamiento natural para evitar las estrías, ya que el jugo puro del interior de las hojas previenen la sequedad de la piel, uno de los factores causantes de su aparición. Además, con el uso del aloe vera de forma regular se mejora el estado y la salud de la piel, preparándola así para un aumento o disminución de volumen, ya que activa la formación de colágeno y aporta elasticidad a la dermis.

Gracias al jugo de aloe vera, es posible mantener la piel del vientre más elástica, hidratada y sana, con una nutrición que penetra hasta tres capas, activando los fibroblastos y fomentando la firmeza y la regeneración de la piel. Su aplicación, de forma tópica, está recomendada tres veces al día con masajes circulares por la zona, de forma que el aloe vera penetre bien y se absorba durante unos minutos.

El secreto del aloe vera para la prevención y el tratamiento de las estrías viene de la combinación de varias propiedades, como el fosfato de manosa que fomenta el crecimiento de los tejidos, el mucílago con beneficios emolientes para mejorar el aspecto de estos desgarros, los fitoesteroles que reducen e incluso pueden llegar a eliminar el rastro de las estrías y los mucopolisacáridos, entre otros elementos.

Aunque es en el tercer trimestre cuando el aumento del vientre se hace más notable, la prevención es muy importante para que la piel llegue hidratada a este momento. Durante los últimos meses, los cambios hormonales en la mujer provocan que la piel se reseque especialmente, por lo que es recomendable el uso del aloe vera desde la primera fase del embarazo hasta la recuperación de la piel tras el parto.

Comentarios

Escriba un comentario