El aloe vera, un increíble remedio para la artritis y el reuma

El aloe vera, un increíble remedio para la artritis y el reuma

La artritis reumatoide es la inflamación de las articulaciones, que impide una movilidad correcta y produce dolores y molestias.  Actualmente, no existe remedio ni tratamiento específico para esta dolencia, pero sí hay productos naturales como el aloe vera que contribuyen a reducir sus efectos. 

Aunque se asocia más a personas mayores, la artritis reumatoide puede afectar a todas las edades. Además, puede producir fuertes molestias e incluso dolores para realizar algunas actividades.

Síntomas y factores que lo desencadenan

Esta dolencia es complicada y el uso de algunos medicamentos puede tener contraindicaciones. 

Estos son algunos de los síntomas visibles en la artritis reumatoide:

  • Articulaciones sensibles, calientes e hinchadas.
  • Rigidez articular que empeora por las mañanas.
  • Cansancio, fiebre y hasta pérdida del apetito.

Existen también algunas características y factores importantes que aumentan el riesgo de padecer artritis.  

  • Las mujeres son más propensas a padecer artritis.
  • Los primeros síntomas empiezan a notarse a mediana edad.
  • Antecedentes familiares (factor genético).
  • Tabaquismo. Los malos hábitos como el tabaco o el alcohol son un factor decisivo en este tipo de enfermedades.
  • Obesidad. Los problemas de salud como la obesidad pueden agravar este problema de manera considerable.

¿Por qué utilizar aloe vera para problemas reumatoides?

El aloe vera no cura la enfermedad, pero es un complemento 100% natural, efectivo y sin los efectos secundarios de los medicamentos.

Su cualidad principal es su poder antiinflamatorio, capaz de aliviar muchos de los síntomas de la artritis reumatoide y los dolores. Esto ayuda a mejorar su día a día de quienes la padecen.

También es importante recalcar las propiedades analgésicas, que reducen la rigidez de las articulaciones y mejoran la movilidad de la zona.

Utilizar aloe vera para la artritis

Los geles frío - calor son muy eficaces, porque favorecen la circulación y previenen problemas vasculares, aliviando la inflamación y mejorando la zona y aliviando las molestias. Su principal efecto es el de reducir la inflamación, causa principal de los dolores, y también ayuda a regenerar los tejidos favoreciendo la creación de nuevas células.

Comentarios

Escriba un comentario