El aloe vera para eliminar cicatrices y marcas

El aloe vera para eliminar cicatrices y marcas

El aloe vera contiene en el interior de sus hojas múltiples componentes que ayudan a mejorar el aspecto de la piel, especialmente en el tratamiento de manchas y cicatrices. El poder regenerador de esta planta es clave para eliminar las marcas que se producen fruto de una quemadura, una lesión o una cirugía, reduciendo su tamaño, suavizando su tacto y desinflamando los tejidos.

Entre los componentes principales del aloe vera destaca su poder de hidratación en profundidad, que penetra hasta en tres capas de la piel ayudando a nutrir la dermis y mejorar su aspecto. Mantener la piel sana y nutrida es muy importante para que ésta pueda reponerse de un daño como una mancha o una lesión. El aloe vera fomenta la creación de células y así la piel puede defenderse mejor y recomponerse en su tono y estructura natural en menos tiempo.

Una cicatriz es fruto de una herida abierta que, una vez cerrada, puede tardar hasta un año en recuperarse totalmente. El tratamiento que se aplique sobre esta zona en los primeros meses de este proceso es muy importante en el largo plazo, ya que las lesiones acostumbran a cerrarse de dentro hacia fuera.

El aloe vera contiene fosfato de manosa, que fomenta el crecimiento de los tejidos y de esta forma mejora la cicatrización, así como mucosacáridos, que hidratan la piel a nivel celular. Además, la saporina permite que la cicatriz no se infecte, sobre todo en el caso de cicatrices hipertróficas o queloides. En este último caso, el de los queloides, la piel se muestra endurecida y de un color blanco o rojizo respecto al tono natural, que puede mejorar notablemente con el uso regular del gel puro de la planta, por su gran contenido en fitoesteroles.

Aloe vera y recupera la uniformidad

La pulpa fresca de las hojas de aloe vera, en su variedad de Barbadensis Miller, ha sido usada desde la antigüedad para aportar salud y nutrientes a la piel, tratar infecciones, quemaduras y minimizar daños y manchas. El por qué el aloe vera es un aliado eficaz contra las cicatrices se debe a varias cualidades, como su gran poder de penetración en la piel, que permite hidratar, desinflamar y desinfectar el profundidad. Además, el poder regenerador de sus componentes, con altas dosis de vitamina A, C y L-Lisina ayudan a reforzar la dermis y mediante las vitaminas y las enzimas que contiene, se fomenta el crecimiento y reparación de los tejidos.

Otro de los factores que convierten al aloe vera en una gran ayuda contra las cicatrices y las marcas es su capacidad de estimular la formación de colágeno, una sustancia natural que genera el organismo para cicatrizar los daños. Así mismo, el aloe vera contiene lignina, un componente eficaz para desinfectar  la piel profundamente y muchos antioxidantes, betacaroteno, 9 aminoácidos, 20 minerales como sodio, potasio y magnesio, y vitamina E, A y D, entre más de una decena más.

Además, de las cicatrices, una piel nutrida con aloe vera permite que ésta sea más firme y sana, de forma que luce más elástica, suave, uniforme y rellena, minimizando los efectos del envejecimiento y las arrugas del rostro. También es una buena solución para tratar el acné y las quemaduras solares, dos de las causas más comunes de las manchas en la piel.

Comentarios

Escriba un comentario