Aloe vera para las quemaduras del sol

Aloe vera para las quemaduras del sol

La sobreexposición al sol puede generar lesiones en la piel con dolor, enrojecimiento e incluso ampollas. La planta de aloe vera ha sido usada durante siglos para tratar las consecuencias del sol en la piel con propiedades regenerativas y nutritivas para la zona dañada.

Ayuda a la recuperación de la piel

La pulpa del aloe funciona como remedio natural para tratar la sobreexposición solar, ya que contiene propiedades que favorecen la cicatrización de la piel y la regeneración cutánea gracias al fosfato de manosa.

Minimiza el dolor

El contenido de las hojas de aloe tiene un alto poder antinflamatorio y analgésico, mediante componentes como los fitosteroles o la generación de ácido salicílico. Esta propiedad ayuda a minimizar el dolor provocado por la quemadura solar y a desinflamar la zona, habitualmente hinchada por el daño de la sobreexposición.

Evita infecciones

Entre los beneficios que convierten al aloe vera en un aliado contra la sobreexposición solar, se encuentra también sus propiedades antisépticas, que minimizan las posibilidades de padecer una infección en la piel. De esta manera, la aplicación de aloe en la quemadura y sobre la piel dañada evita descamaciones y la aparición de ampollas.

Refuerza la piel y mantiene el bronceado

El gel puro de aloe vera se absorbe rápidamente y penetra varias capas en la piel, que nutre con su alto contenido de vitaminas, enzimas, minerales y nutrientes naturales. Con el uso del aloe vera, las quemaduras solares se cicatrizan más rápidamente, por lo que es útil para mantener el bronceado y que la piel recupere un aspecto sano y saludable. La pulpa que se extrae de las hojas tiene altas dosis de calcio, magnesio, fósforo, zinc, cobre y potasio, vitaminas A, B y C, además de hormonas vegetales y aminoácidos esenciales. La combinación de estos nutrientes suponen un refuerzo extra para la piel, lo que ayuda a su salud y su aspecto.

Comentarios

Escriba un comentario