Aloe vera para una piel sana frente a la contaminación

Aloe vera para una piel sana frente a la contaminación

El aloe vera es una planta cada vez más demandada por sus propiedades y nutrientes, además de por ser una barrera natural de protección para la piel contra los radicales libres y la contaminación ambiental. El aloe vera ayuda a la capa externa de la piel a protegerse de las inclemencias del tiempo y la polución, un problema del siglo XXI en al que la cosmética da cada vez más importancia.

La cosmética natural es una pieza fundamental para la salud de la piel, sobre todo teniendo en cuenta los efectos que la contaminación y la polución de las ciudades producen en nuestro organismo. Durante décadas, los laboratorios han estudiado las consecuencias de la contaminación en la piel, y es que se estima que en 2050 el 65% de la población mundial vivirá en grandes núcleos urbanos. 

Hasta las partículas más pequeñas y la exposición a la polución de forma continuada puede provocar problemas en la piel al largo plazo, como puede ser el cambio de color, la sequedad, la sensación de suciedad, acné y la baja transpiración de los poros e incluso su obstrucción. 

Con el tiempo, la contaminación, el humo, los gases, el tráfico y los residuos que existen en el aire de las grandes ciudades pueden afectar a la dermis provocando arrugas prematuras, irregularidades, imperfecciones y manchas, hipersensibilidad, rojeces y falta de luminosidad.

Además, de cuidar la hidratación y la limpieza profunda de la piel diariamente es fundamental proveer a la dermis de los nutrientes necesarios para que pueda defenderse de las agresiones externas y tenga una barrera sana que bloquee los efectos de la contaminación. El aloe vera es una planta milenaria usada durante siglos en cosmética y cuidado de la piel, no solo por sus propiedades hidratantes y reguladoras, sino por ser además un remedio natural para fortalecer el sistema inmune y nutrir la piel en profundidad, penetrando hasta tres capas.

Sus propiedades regeneradoras ayudan a minimizar manchas y aportan luminosidad, a la vez que fortalecen la capa externa y renueva las células de la epidermis, limpiando los poros y creando un escudo ante la contaminación urbana.

Aloe vera contra los radicales libres

La rica composición del gel puro de aloe vera convierte a esta planta milenaria en una buena fórmula para luchar contra las sustancias tóxicas generadas por la contaminación ambiental. El aloe vera contiene vitaminas antioxidantes A, C y E, además de minerales como el selenio, manganeso, zinc, cromo y germanio, entre otros. También supone el aporte de aminoácidos considerados esenciales y secundarios, esteroles vegetales y un alto contenido en agua.

Como antioxidante natural y regenerador, el gel de aloe vera fortalece la piel y previene las afecciones propias de la exposición a la contaminación.

Propiedad antibacteriana y antifúngica

El aloe vera, además de aportar los nutrientes necesarios para una piel sana es también una planta con poder antibacteriano y antifúngico, por lo que previene de posibles infecciones dérmicas. El acné, las rojeces, e incluso problemas en los ojos o su contorno como los orzuelos están muchas veces ocasionados por una infección, por lo que ayudar a la piel a prevenirlas es clave para no sucumbir a los efectos secundarios de estas, molestos, dolorosos y algunas veces antiestéticos y contagiosos.

El aloe vera impide en cierta medida el crecimiento de microorganismos y bacterias patógenas, y es un remedio eficaz para tratar y eliminar muchas infecciones fúngicas y virales, que provienen en buena parte de la contaminación y la polución ambiental con las que se convive en las grandes ciudades. 

Comentarios

Escriba un comentario