¿Una piel hidratada y saludable? Únete al equipo aloe vera y cuídala de forma natural

¿Una piel hidratada y saludable? Únete al equipo aloe vera y cuídala de forma natural

El aloe vera es un remedio natural para mejorar la salud de la piel del rostro, con un alto contenido en nutrientes que ayudan a fortalecer la dermis y usos para reducir el acné, las manchas solares, las arrugas y líneas de expresión, entre otras.

El jugo puro extraído de las hojas de aloe vera tiene multitud de propiedades y nutrientes beneficiosos para la piel de la cara, más fina y sensible que la del resto del cuerpo y más expuesta a las inclemencias externas. ¿Cómo ayuda el aloe vera a cuidar la piel? Pues porque tiene un poder de hidratación que penetra hasta tres capas de la piel, lo que hace del aloe vera una gran ayuda natural para mantener el rostro nutrido y firme.

Además, contiene propiedades curativas y terapéuticas gracias a las vitaminas C y A, minerales, enzimas, sapogénicas, taninos, esteroles, triglicéridos o aminoácidos, con beneficios antialérgicos, bactericidas, cicatrizantes, antiinflamatorios y desinfectante.

Al favorecer la regeneración celular y la estimulación de colágeno, el aloe vera ayuda a reducir las manchas en la piel, las arrugas y líneas de expresión y los surcos del rostro, atenuando el paso de la edad y los daños producidos por el sol. Además, es un remedio eficaz para eliminar y reducir manchas en la cara, acelerar la curación de problemas cutáneos, y tratar patologías como la psoriasis, el acné, la rosácea o la dermatitis.

Aloe vera contra el acné

¿Granitos, espinillas, barros o erupciones? El aloe vera tiene poder bactericida y antiséptico, por lo que es un gran aliado para acabar con el acné. Con el jugo puro de las hojas del aloe es posible combatir parte de las bacterias que causan la infección del acné, así como la inflamación. La pulpa de esta planta limpia en profundidad los tejidos, protegiéndolos de la irritación e inflamación, y mejorando el estado de los poros.

Al tratar la zona afectada favorece a que cicatrice antes y que no se vuelva a producir infección sobre esa piel, evitando las rojeces y las cicatrices. El aloe vera favorece la generación de colágeno y elastina, que contribuyen a la regeneración y el fortalecimiento de la dermis.

¿Por qué se produce el acné? El acné consiste en una inflamación de las glándulas sebáceas, normalmente derivada de cambios hormonales o la piel grasa. Es una afección muy común que sufre el 10% de las personas y 3 de cada 4 adolescentes. El aloe vera ayuda a curar las heridas, a eliminar el exceso de grasa, a desinfectar la zona, a hidratar en profundidad y reducir las posibilidades de su nueva aparición.

Antiinflamatorio y antiséptico

El jugo que contienen las hojas de aloe vera contiene alto poder desinfectante y antiséptico por su composición con saponina, que es un gran remedio de la naturaleza para tratar infecciones y heridas. Como purificador, elimina las toxinas y el exceso de grasa, con poder antiinflamatorio y regulador del pH de la piel. Entre otras propiedades, el aloe vera también destaca por contener fosfato de manosa, emolina, barbaloína y fitosteroles, que son eficaces como antiinflamatorios y analgésicos.

Comentarios

Escriba un comentario